Por Dr. JOCHEN SCHEERER Director ASEPMA)

Mientras el agua es una de las sustancias más abundantes de la tierra -aproximadamente 70 por ciento de nuestro planeta está cubierto de este elemento-, la disponibilidad de agua de calidad muchas veces no resulta de forma natural. En el caso de Mallorca, la calidad de los acuíferos naturales está condicionada, entre otros aspectos, por una determinada influencia del mar (agua salobre) y por las características de las formaciones geológicas (agua dura). Estas circunstancias, juntamente con el hecho que Mallorca no dispone de un servicio centralizado de tratamiento y suministro de agua potable, hacen que la calidad del agua suministrada no siempre cumpla con la calidad requerida. Es importante recordar que los requisitos de calidad no solamente se refieren a criterios sanitarios relacionados con la potabilidad, sino también a una serie de características químicas que condicionan técnicamente tanto el uso como los respectivos tratamientos del agua.

En este sentido, no resulta extraño encontrarse en la isla con agua potable que cumple los requisitos sanitarios legales (RD 140/2003) pero que contiene elevadas cantidades de sales y minerales. Dichas sustancias pueden causar problemas de carácter estético, (manchas en la grifería del baño, la vajilla y copas), además de problemas técnicos en forma de incrustaciones en el sistema de calefacción, suelo radiante, sistema de riego, etc. Por ello, deben ser eliminadas. Hoy en día existe una amplia oferta de equipos de trata-miento para acondicionar el agua de origen en función de los usos previstos. Sin embargo, la gran variedad de marcas y precios no facilita la toma de decisiones en el momento de la compra.
Por ello es muy recomendable recurrir a un servicio profesional especializado para determinar los criterios adecuados. Un buen sistema de tratamiento de agua no solamente consiste en elementos e equipos de calidad, sino que también debe estar diseñado y dimensionado de forma específica. Porque una solución diseñada para una vivienda en Hamburgo, o incluso en Palma, probablemente no resulta, por ejemplo, adecuada para Calvià.

 

Leave a Reply

Send this to a friend