El arquitecto Vicenç Mulet, diseña un nuevo restaurante en la costa de Mallorca con una identidad única. Ubicado en la Marina de Cala d’Or, – el reto era crear un espacio elegante y luminoso con espacios diferenciados que permitieran disfrutar de las vistas al mar -. El proyecto respira el glamour de los años 50, con una paleta de materiales muy mediterráneos, en los que DURAN ha aportado su singular experiencia en el revestimiento cerámico.

Para dotar de identidad al restaurante, Vicenç Mulet diseñó una acción escultórica específica para el proyecto cuyo resultado fue el diseño de dos esculturas producidas en latón que dialogan entre ellas creando una tensión visual mediante el movimiento de la Posidonia.

En cuanto a los materiales y texturas, se introduce el latón como elemento noble y con capacidad de reflexión, la cerámica que DURAN suministró al proyecto de color verde azulada en forma de escamas y la madera maciza de castaño. La gama cromática que proyecta cada material -incluida la selección de mobiliario- genera una atmósfera característica de un restaurante cercano al mar y con una elegancia propia, sin utilizar recursos excesivos.

Leave a Reply

Send this to a friend